KIM ADDONIZIO

Noche en el castillo

 

No estoy seguro de qué hacer con ese escorpión crispándose en la pared

Tal vez debería aplastarlo con este libro de poesía espantosa

 

o simplemente debería leerlo en voz alta hasta que muera de una metáfora melodramatica

desangrándose sobre las viejas piedras en un aria de cinco octavas

 

Si me emborracho un poco podría intentar asesinarlo con mi sandalia

Renuncié a la piedad hace tiempo

 

Eso es lo que sucede cuando vives en un castillo con una beca de artista.

Contemplas cómo se derrama sobre las enredaderas de tomates la luz crepuscular de Umbría

 

y te sientes como una duquesa menor de edad cuyo marido finalmente ha muerto de gota

dejándola libre para tener más aventuras secretas con el músico de la corte

 

Ella incluso podría haber envenenado al duque, un mierda lujurioso

Es difícil recordar cómo era la vida antes de esto

 

y no quiero, quiero quedarme aquí y envenenar al siguiente rey

quiero ser una reina amada y temida ordenando ropa de cama limpia y decapitaciones

 

encerrando a los malos poetas en su artesanal autocastigo

torturando académicos con actuaciones de marionetas pornográficas

 

Mientras tanto, el escorpión todavía está allí temblando ligeramente.

recitando algo sobre la violencia y la prisión del ego

 

Y puedo escuchar los ejércitos chocando afuera en el extenso césped

hundiéndose en la historia y luego levantándose de nuevo

Versión de Carlos Alcorta