RICHARD GARCIA

LO SUBLIME

Ahora, cuando lo recuerdan, piensan que quizá habían percibido la aproximación de lo sublime como un distante zumbido de maquinaria gigantesca mucho antes de que llegara. Cuando estaba muy cerca no había posibilidad de confundirlo con centenares de hileras de arboles lacrimosos en el bosque que se extiende a lo largo del valle. Algunos de los supervivientes lo describen como una sombra amenazante. Algunos dicen que convirtió en medianoche la tarde, que vieron constelaciones que nunca antes,o desde hacía mucho tiempo,no habían visto. Otros dicen que era una conflagración, el aire ardía, las casas y los árboles explotaban incluso antes de que las llamas los alcanzaran. Algunos dicen que lo sublime era hielo o, incluso, un profundo silencio. Los supervivientes están de acuerdo únicamente en que no podían apartar la vista del artefacto.Si hubiera habido música, y algunos dicen que la hubo, hubiera sido La cabalgata de los valkirias. Y se quedaron allí de pie, las armas como juguetes saltando de sus manos a sus rodillas, mirando el avance de lo sublime. Mierda, dijeron, y joder, y Dios, dijeron, Dios mío.

 

Versión de Carlos Alcorta

Anuncios