KIM GARCÍA

BESTIARIO DEL DESEO: GARZA

Pinos, plantados para papel, tiesos como lápices.

Robles al borde del agua, combados contra la sal.

Entre arboledas, un solo cuervo inquieto.

 

Garza de patas largas, moviéndose con gracia

en agua salobre como un beso, probarlo da más sed,

el chasquido silencioso de sus piernas menudas, astillándose.

 

El aire la envuelve antes de desplegar

sus grandes alas y levantar sus patas.

El aire sabe a caracoles. Su piel es agua dulce.

Versión de Carlos Alcorta

Anuncios