JANUARY GILL O’NEIL

HISTORIA

¿Eres feliz? Dime qué estás pensando. Parpadeas cuando hablas. Esa es tu historia. Todo el mundo tiene una historia. Sentado en la silla roja. En la esquina de la habitación familiar que no es realmente una habitación familiar, es un sótano. El rey se sienta en su trono del sótano. Rojo como una boca. Toda la habitación es una farsa. Huele a lejía. La usaba para quitar manchas de moho de la pared. Detrás de la silla roja. Parece como si hubiera usado goma de borrar sobre la pared. Pequeños puntos de moho permanecen. Has cogido el hábito de fumar. Hueles como un cenicero. Esa es tu historia. Puedo decir. Estoy perdiendo peso. No puedo comer. Duermo mal. ¿Eres feliz? Hago preguntas obvias. Esa es mi historia. No soy feliz. Eso es un eufemismo. Sólo hemos fregado la superficie de mi infelicidad. Estoy sentada frente a ti que estás sentado en la silla roja, pensando ¿cómo hemos llegado hasta aquí? Dime cómo lo hemos hecho. Bajamos por las escaleras hasta el sótano. Deja de mentir. Parecemos tontos. Yo no quiero ser estúpida. Esa es mi historia. ¿Qué pasa con vuestra nueva vida? ¿Sigues todavía con ella? Quiero saber más sobre esta vida auténtica que quieres llevar. Voy a fumigar la silla roja. O quemarla. Si fueras a morir mañana, yo me presentaría en tu funeral con un vestido rojo de microfibra. Estás parpadeando de nuevo. ¿Qué queda por decir? Puedo ver en tus ojos la punta del lápiz. Rey del Sótano. Cuéntame otra vez lo que significa vivir una vida auténtica.

Versión de Carlos Alcorta

Anuncios