CARL PHILLIPS

YA QUE LO PREGUNTAS

Aunque el intento de llegar allí puede

significar solamente destrucción — demasiadas alas

batiendo frenéticamente hacia el sol

sin llegar nunca— yo digo

que las alas son inocentes.

De la misma forma si, calculando que podría tener

cosas mejores que las que le habían dado, le dieron más

de lo que podría coger: ¿No se despeña todo el mundo? Yo

miro a través del oscuro jardín, hacia donde empiezan los árboles,

donde mientras tanto las catalpas florecen

admirables, indiferentes, y entonces

ocurre que la oscuridad se hace más profunda. Me toco

una mano con la otra. Parece magia,

toda la tristeza que la magia implica,

nada siente lo mismo.

Versión de Carlos Alcorta