STEPHANIE LENOX
DISFRUTO CON EL ROBO MENOR DE MATERIAL DE OFICINA
(después de Christopher Smart)

Porque no eres el primero en coger lo que no es suyo.
Porque la empuñadura del bolígrafo se adapta perfectamente a tu mano.
Porque la cadena de clips se transforma un accesorio elegante.
Porque el trabajo engendra más trabajo, y mientras tanto, necesitas una caja de grapas.
Porque hay grapadoras y luego están las grapadoras RESISTENTES.
Porque nunca puedes tener suficientes post-it.
Porque el stock de tarjetas es magnífico y abundante y merece un destino más elevado.
Porque tienes un deseo insaciable de productos de papel.
Porque la oficina recibe una increíble oferta para compras al por mayor.
Porque eres el que realiza todo el pedido.
Porque tus hijos regresan a la escuela y esta es una manera de ayudar a la matrícula.
Porque que no habrá ningún aumento este año.
Porque el gerente te obligó a hacer horas extras tres días seguidos para revisar el presupuesto que debería haberse cerrado el mes pasado, y la compensación fueron unas [carpetas de manila.
Porque el abrecartas rasga con esmero.
Porque todas las plumas Pilot Precise V5 Retractable Rollerball de casa se han secado.
Porque tu hijo está haciendo un proyecto de ciencias y precisa transparencias.
Porque es sólo una pluma, no una pensión.
Porque coger lo que te hace falta es una recompensa implícita del trabajo.
Porque todo el mundo comete errores y necesita un corrector.
Porque uno de cada doce sobres te pertenece.
Porque uno de cada doce archivadores de anillas de cada tamaño te pertenece.
Porque te adeudan una resma en cada caja de papel.
Porque te has dejado los ojos en la pantalla del ordenador.
Porque las muñecas te duelen por la noche por la tendinitis.
Porque han maltratado tus manos montones de expedientes.
Porque tu manuscrito ha sido impreso y copiado a expensas de tu jefe.
Porque tu jefe es un generoso mecenas de las artes y la educación, aunque no lo sepa.
Porque tu jefe tiene un portafolios de cuero con sus iniciales grabadas, y tu calendario de mesa es un pedazo de mierda.
Porque tu jefe ni siquiera sabe cómo poner en marcha el fax.
Por la deferencia del jefe hacia ti considerándote su compañero de trabajo.
Porque has prestado tus oídos a diario a las triviales letras de la radio local que escucha [tu querido compañero de oficina.
Porque has soportado el olor de la trucha recalentada en la sala de descanso.
Porque eres el único que vuelve a llenar la cafetera cuando se ha vaciado.
Porque hay una sobreabundancia de rotuladores fluorescentes, y tú sólo estás
[echando una mano.
Porque tu trituradora de papel favorita es demasiado grande para llevártela a casa.
Porque nadie sabe qué pasa con todos los lápices mecánicos.
Porque has escrito un manual que nadie leerá.
Porque la tinta es cara y apreciada.
Porque indexar facturas y deudas, aún se considera trabajo.
Porque has entregado tu vida a esta empresa, y a cambio nunca tendrás que comprar [otro portafolios doble.
Porque hay un precio que pagar.
Por lo que se llama desgaste.
Por lo que se denomina rendimientos decrecientes.
Por lo que se llama un sustituto para la moral de los empleados.
Porque pasas más tiempo en tu silla con ruedas que en tu propia cama.
Porque esto es lo esperable y parte del presupuesto anual.
Porque los sobres con cierres pequeños sujetan firmemente su contenido.
Porque los sobres con ventanas no son baratos.
Porque reciclar es mostrar respeto por el planeta.
Porque no puedes vivir sin una perforadora de tres agujeros.
Porque los blocs de notas legales han demostrado su valía.
Porque, en primer lugar, llevarás el trabajo a casa de cualquier manera, en espíritu o en [el maletín.
Porque, en segundo lugar, temes que bolígrafos recargables se conviertan en reliquias [del pasado.
Porque, en tercer lugar, estás reduciendo la oficina del excedente de existencias.
Porque, en cuarto lugar, has sacado punta a tus lápices con precisión.
Porque, en quinto lugar, siempre has querido un sello con la fecha.
Porque, en sexto lugar, estás liberando las bandas elásticas y las chinchetas de su [inutilidad.
Porque, en séptimo lugar, podrías ser despedido en cualquier momento, y es bueno tener [reservas.
Porque, en octavo lugar, estás preparando un expediente con tu excelente rendimiento.
Porque, en noveno lugar, serás acusado de cogerlos, tanto si lo has hecho como si no.
Porque, en décimo lugar, es trabajo para abastecer a tu familia.
Porque habrías considerado abandonar la empresa si no fuera por las 20 libras de papel [blanco premium de fibra de algodón con marca de agua.
Porque un hombre o una mujer pueden ser medidos por su surtido de utensilios de [escritura.
Porque sólo el armario de suministros tiene tanto espacio.
Porque la calculadora de energía solar no puede funcionar en interiores.
Porque el cuaderno de mensajes resulta útil en la comunicación con tu cónyuge.
Porque rebanarías el mundo.
Porque adoras a todas las provisiones de oficina por igual.
Porque nadie más que tú sabe realmente lo que valen.

Versión de Carlos Alcorta

Anuncios