SERGIO ARLANDIS, ed. HUÉSPED DEL TIEMPO ESQUIVO. FRANCISCO BRINES Y SU TIEMPO. SEVILLA. RENACIMIENTO, 2013.

 

El bagaje de publicaciones de Sergio Arlandis (Valencia 1976), doctor en Literatura Española por la Universidad de Valencia, es lo suficientemente rico y variado como para que nos veamos obligados a resumirlo, dando cuenta sólo de sus investigaciones más relevantes, como son Vicente Aleixandre (2004), Olvidar es morir. Nuevos encuentros con Vicente Aleixandre (2011), Verso a verso, Taller de escritura poética (2004), Verso a verso II. Taller de escritura poética (2005), 30 poetas valencianos de la democracia. Antología poética (2009). Juan Meléndez Valdés para niños y jóvenes (2011), Cenotafio. Antología de Jaime Siles (1969-2009) (2009), Francisco Brines. Las brasas (2008) y Huésped del tiempo esquivo. Francisco Brines y su mundo poético, el libro que suscita las reflexiones que se concretan en los párrafos siguientes. Si nos viéramos obligados a resaltar alguna singularidad de este compendio crítico sobre la obra de Brines, destacaríamos la intensidad y la fascinación con la que ha realizado su trabajo Sergio Arlandis. Una fascinación necesaria para congregar a tan admirable nómina de estudiosos, amigos y/o discípulos del poeta y para unificar criterios metodológicos en los trabajos reunidos, heterogéneos tanto en ambición como en trascendencia. Son varios los objetivos que se plantea un libro de esta envergadura, y entre los más destacados, debemos mencionar el análisis exhaustivo de la obra de Brines y los variados planteamientos teóricos desde los cuales se aborda dicha obra. Para ello el editor ha sabido conjugar la relación amistosa con el Los convocados en este volumen no solo son amigos en muchos casos, sino también han De este cóctel sólo puede surgir un destilado de gran altura emocional y reflexiva que deja en la boca del lector el deseo de seguir paladeando los sucesivos artículos del libro. Francisco Brines (Oliva, Valencia, 1932) es, sin lugar a dudas, digno merecedor de un homenaje como éste, porque estamos hablando de uno de los poetas más representativos, no sólo de la llamada generación del no vamos a entrar ahora, porque no es el objeto de estas líneas, a sino de la poesía española del pasado siglo; un poeta que goza de absoluta vigencia en la actualidad, lo que le convierte en un referente estético para muchos de los poetas que han El paradójico equilibrio de sus poemas es la suma de una intensidad existencial y de una sosegada meditación, tanto como de una celebración de la vida implícita en su elegíaca contemplación del tiempo y es este equilibrio tan difícil de conseguir con la palabra, con el verso, el que seduce a sus lectores, porque resulta casi imposible sustraerse a un magisterio poético que logra, con esa mezcla de escepticismo vital y de gozo existencial, dar una lección de humanidad, de cómo uno debe posicionarse ante los agresiones que todo ser humano sufre con el paso del tiempo, con el propio tiempo percutiendo sobre cada conciencia alerta, es hermoso ”

De Las brasas, su primer libro, dice José Olivio Jiménez que en él se el germen de toda la poesía de Brines, sin desmedro de la profunda En el libro que comentamos, diferentes autores hacen un concienzudo repaso de todos los libros publicados por Brines, estudiando los distintos momentos que atraviesa su obra, con metodologías distintas, según el caso, pero sin distinciones entre unos poemarios u otros, porque, como acertadamente asegura Sergio y su trayectoria es la creciente suma de poemarios de inestimable valor, sin que se resienta el grado de novedad y de tradición. Sin rupturas drásticas, sin revoluciones estéticas ni búsquedas desaforadas de un lenguaje innovador e iconoclasta, el poeta ha ido sumando al epicentro de su mundo poético las lógicas variantes que proporciona la ” A pesar de esa unidad son tres, según los especialistas, las etapas en las iría desde Las brasas hasta  alabras a la oscuridad, en la que el mundo natural, y La segunda abarcaría desde el libro titulado Aún no hasta Insistencias en Luzbel, en la que prevalece lo que se ha dado en llamar una mirada nocturna, “coincidiendo justo con una variación del marco escénico: la ciudad, teñida de ciertas notas una mayor carga La tercera y última etapa abarca desde la publicación de El otoño de las rosas hasta La última costa, en la cual la mirada crepuscular que incidía en la primera etapa vuelve y con ella la exaltación vital y el goce de los sentidos ” La tarea de coordinar un libro como éste encierra muchos riesgos, y no es el menor  compensar los desequilibrios, inevitables por ser consustanciales cuando la lista de los convocados es tan amplia, en la distinta  profundidad de los contenidos, aun cuando, como en este caso, las demarcaciones hermenéuticas la estructura de cuatro partes y una semblanza fi nal responde a una intención clara de recorrer todas las rutas que ahondan el mapa de una trayectoria para de tal forma ” está integrada por estudios de Guillermo  Carnero, Ricardo Senabre, Marcela Romano y Carlos Marzal que realizan una exploración general sobre la obra de Brines, desde el  análisis sobre los soportes que apuntalan la obra de Brines, analizados por Carnero, al examen de la tradición poética en la que ésta se enraíza, realizado por Senabre o las infl uencias que su poesía ejerce y que se pueden rastrear en la poesía posterior, hasta llegar a la generación del 80, a la que pertenece Carlos Marzal.

La segunda parte, titulada “El secreto esplendor que aún no es ceniza” está integrada, entre otros, por trabajos de Luis Antonio de Villena, David Pujante, Sergio Arlandis, Alejandro Duque Amusco o José Luis Gómez Toré. Desde la personal forma de acercamiento a la obra de Brines, cada uno de los especialistas ofrece un perspicaz y original análisis de los argumentos de la obra, una relectura de las inquietudes y expectativas que animan su poesía, una poesía de carácter sensorial que, sin embargo, consigue trascender esa realidad parcial que los sentidos nos ofrecen para adentrarse en las razones de orden metafísico que subyacen en todo conocimiento intelectual.

“El puerto iluminado de la noche,” es la tercera sección del libro que, como las precedentes, toma su título de un verso de Francisco rines, y en ella se analiza la infl uencia de la obra de Brines en la poesía posterior. Ángel Luis Prieto de Paula acierta en su trabajo a poner de manifi esto la huella que, a través de él, otros autores como Cernuda, han dejado en alguno de los poetas más relevantes actualmente, como Marzal, Gallego o Cabrera. “La relación de Brines con otro poeta valenciano—quizá el más relevante del siglo XX—como es Estellés” es el tema del estudio realizado por Giancarlo Depretis y Sergio Arlandis. Otros asuntos no menos importantes tratan los artículos de José Andújar Almansa, Juan Carlos Abril o Miguel Ángel García.

La cuarta y última sección del libro se dedica a estudiar aquello aspectos que, por circunstancias diversas, han quedado marginados críticamente, como el libro Poemas de D.K, que analiza Susana Cavallo. Esta sección, titulada “Otros trazos sobre lo escrito,” cuenta además con textos de Álvaro Salvador, Judith Nantell y Vicente Gallego que, con un emocionante escrito, pone el broche de oro a este recorrido por la obra Francisco Brines, un clásico vivo, un maestro no sólo en su quehacer poético sino en su devenir vital, un ejemplo de coherencia entre el poeta y el hombre con el que la poesía española, gracias a este vademécum, salda una deuda. El libro se completa con un apéndice gráfi co, unas decenas de fotografías que sirven de complemento al pormenorizado examen que investigadores, discípulos y amigos han realizado a lo largo de las más de 600 páginas que lo componen. La labor del compilador ha sido, sin ningún género de dudas,titánica, porque reunir a un plantel de colaboradores de tan contrastado nivel y aquilatar la contribución de cada uno de ellos  equiere un esfuerzo que sólo quien se haya encontrado en una tesitura semejante puedo valorar en su justa medida. Huésped del tiempo esquivo será, es ya, un libro imprescindible para todos aquellos, simples lectores o expertos en la poesía de Brines, que deseen degustar con mayor delectación de una de las cumbres de la poesía en español.

Reseña publicada en el volumen nº 27 de Cuadernos de Aldeeu (Publicación de la Asociación de Licenciados y Doctores Españoles en Estados Unidos). Primavera 2014

 

Anuncios