HENRI COLE

CERVATILLO DISECADO

Cuando un cartucho choca con un obstáculo fijo,

sale maltrecho del contacto. Encima de allí,

en el dormitorio, hay un cervatillo.

Sin sal, sin sangre y sin saliva.

Sueño y muerte han transformado el cuerpo ágil,

han plegado las piernas, y las pequeñas protuberancias de la cabeza.

Una pequeña mancha sobre las manchas blancas es la única

evidencia de un episodio violento desde la inocencia nupcial

a la blancura de la muerte, que es la ausencia

de todas las cosas y, al final, de todo lo que en realidad existe.

Está oscuro ahora, muy oscuro. Cuando tú caminas

a través de un haz de luz, girando la cabeza hacia atrás,

yo no tengo miedo. Pienso, Bueno, un cuerpo bonito,

y entonces me acuerdo de que estás muerto.

Anuncios