RON PRETTY

COMETA

Sombras vespertinas. Afuera en la pradera
un niño solitario con su cometa, una estrella en el cielo a la luz del día:
la arqueada cuerda de los sueños presiona contra
Will, que no la deja en libertad. Esta es su ciudad,

su  kelpie negro baila a su alrededor, sus compañeros
esperan en la parada del autobús, con botes de spray
listos para marcar su territorio. Will no tiene ninguna prisa,
los virajes del cometa y los descensos en picado en el aire

como un halcón que retorna a su brazo al anochecer.
No quiere volver a casa; sabe que su madre está fuera,
haciendo realidad su última fantasía. Cuando sale la luna,
el cometa de Will cabecea, y sólo

sombras de su sueño le guían, confinado, como
un halcón enjaulado, en calles acordonadas y sin salida.

Versión de Carlos Alcorta

Anuncios