TONY HOAGLAND

 PERSONAL

 No es nada personal, dijeron;

 pero yo lo hago, tomo todo de forma personal—

 

 la brisa y el río y el color de los campos;

 el precio del pomelo y las marcas,

 

 el pelo húmedo de una mujer bajo la lluvia—

Y maldije lo que más me duele

 

 y alabé lo que me da alegría,

 la más ingenua de las posibles respuestas.

 

 El gobierno me recordó a mi padre,

 con su sordera y su ley,

 

 y el tiempo me recordó a mi mamá,

 con sus chubascos tropicales.

 

 Disfrútalo mientras puedas, dijeron de la Felicidad

 Piensa primero, dijeron de Hablar

 

 Para superarlo, dijeron

 en la Escuela de los Corazones Rotos

 

 pero no pude y no lo hice

 y no creo en el corte limpio;

 

 creo en fracturas complicadas

 servidas con una salsa de remordimiento malicioso,

 

 Creo que diciéndolo todo

 y tomándolo todo de nuevo

 

 y diciéndolo otra vez para entenderlo

 mientras el aire se llena de Disculpas

 

 como pájaros volando

 y árboles mareados por el viento.

 

 ¡Oh vida! ¿Puedes culparme

 por hacer una escena?

 

 Tú eres como el vagón amarillo, la luna

 desapareciendo sobre una cresta de nubes.

 

 Yo fui un perro, encadenado en el patio trasero de los animales;

 ladrando, ladrando:

 

 Tratando de convencer a todas las demás cosas

 de que lo tomen también como algo personal.

 

 Versión de Carlos Alcorta

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios